La popularización de la figura del DJ ha significado una competencia feroz entre los que ya estaban pinchando, que eran muchos, y los que se han incorporado en los últimos años que son aún más.

cabina central rock cara a cara

Si bien este fenómeno como toda “moda” debería ser pasajero, actualmente las salas no llegan a cubrir ni por asomo las ganas o la necesidad de pinchar que tienen los DJs, tanto los amateurs como los profesionales, y parece que este asunto está lejos de mejorar y esto no tiene que ver única y exclusivamente con la crisis y el cierre de muchos clubs sino más bien con que siempre ha habido mucha demanda y poca oferta.

Este hecho ha provocado que el pinchar gratis en todo tipo de lugares, especialmente las discotecas, haya pasado de ser una actuación puntual a algo desgraciadamente muy habitual y potenciado en buena medida por promotores y dueños de clubs que son los únicos que se benefician del grado de estupidez de algunos DJs tienen al tomar este tipo de decisiones extremas y a la vez patéticas.

El problema de pinchar gratis es que esta conducta no sólo afecta al que la realiza, que pierde dinero y reputación con ella, sino que se extienden sobre los DJs que cobran que obligatoriamente deben bajar sus precios o simplemente ofrecer algunas de sus sesiones gratis para mantenerse en las que sí están cobrando.

Aunque parezca que no, el pinchar gratis a medio y a largo plazo supone más problemas que soluciones para el DJ, en este post voy a desgranar las 5 razones por las cuales un DJ nunca jamás debe pinchar gratis y no, no hay ningún tipo de excepción a esta norma que debería convertirse a partir de este momento si ya no lo es para ti en una ley de obligatorio cumplimiento.

1. Pinchar gratis no te hará conseguir más trabajo: La principal razón por la cual algunos DJs creen que pinchar gratis es un buen negocio es que piensan que en un futuro el promotor o el dueño de esa sala o de otras los llamarán para pinchar y empezarán a cobrar algo de dinero.

Este pensamiento analizado un poco se cae por sí solo, yo como dueño de un club ¿para que te voy a pagar por pinchar si ya lo has hecho gratis?. No tiene lógica ninguna, si alguien ha aceptado pinchar gratis y de repente pide dinero, lo más habitual es que busquen a otro pardillo que siga pinchando gratis. El empresaurio lo único que ve es la ganancia a corto plazo, las discotecas son de los negocios que menos duran, y la idea de la mayoría es pagar lo menos posible para ganar todo lo que puedan y cuando tenga que cerrar me voy con los bolsillos llenos.

Muchos empresarios y clubbers piensan que los DJs vamos a la fiesta a divertirnos, y es verdad a la mayoría nos encanta pinchar, pero eso no significa que deje de ser un trabajo. Curiosamente, a pesar de que creen que lo hacemos por hobbie, son esos mismos empresarios los que nos exigen estar a una hora en concreto, pinchar durante un tiempo limitado y una serie de condicionantes añadidos que se corresponden al 100% con un trabajo y no con un hobbie.

tumblr_n6eejhw8BB1taao3wo1_500

 

2. Pinchar gratis disminuye tu prestigio y tu reputación como DJ: El tema económico como en cualquier otra profesión es importante, pero en el sector artístico donde nos movemos los DJs hay algo intangible y muy ansiado por todos que muy pocos consiguen que es el prestigio profesional. Sí, esa buena reputación que te lleva a que los demás compañeros de profesión te respeten (muy raro por cierto en un trabajo como este en el que la envidia lo mueve casi todo) y lo más importante, que el público y los organizadores de las fiestas y a la postre tus futuros clientes te contraten ya no sólo por tu conocimiento musical o por tus habilidades técnicas detrás de los platos sino por tu reputación y tu prestigio como DJ.

Este factor que repito, es muy difícil de conseguir, puede costar años obtenerlo y en la mayoría de los casos ni siquiera puede llegar. Pero es muy fácil de perder si un DJ con prestigio empieza a pinchar gratis, es como si Apple decide regalar a partir de hoy mismo todos sus productos, la gente al poco tiempo dejaría de quererlos porque tener un iPhone ya no supone tener un prestigio o una reputación social para el usuario que lo adquiera (tristemente esta es la razón por la que muchos compran productos Apple).

En el fondo es un poco triste, pero es una realidad innegable, los DJs que más prestigio tienen generalmente son los que más cobran. Ese es el caso por ejemplo de Danny Tenaglia, es un DJ que con la experiencia y el prestigio acumulado durante años puede permitirse el lujo de elegir donde pincha, es decir, siempre hay promotores que lo quieren contratar pero él decide si pincha en un lado u otro dependiendo si le apetece o no viajar, si está cerca del sitio donde se encuentra en ese momento y otro tipo de factores que un DJ de su reputación se puede permitir. El resto de los mortales con mucho menos prestigio nos conformamos con pinchar donde nos llamen y luego están los DJs que no tienen prestigio alguno que o no pinchan o lo hacen gratis porque sino nadie se acuerda de ellos.

maxresdefault (2)

 

3. Pinchar gratis no es profesional: El trabajo del DJ como cualquier otra actividad protagonizada por humanos persigue un fin último que es la perfección o por lo menos así debería ser. Y esa perfección se refleja entre otros factores, en lo más o menos profesional que puedas llegar a ser, de nada sirve tener la mejor música, el mejor equipo, empezar y acabar tu sesión de manera puntual y muchas otras cuestiones que te hacen ser un profesional si luego vas y no cobras por tu trabajo.

Tu esfuerzo para ser un DJ profesional debe ser compensado tanto con un aumento de tu prestigio y de forma paralela con un aumento de tus ingresos. Es decir, a medida, que aumente tu nivel de profesionalidad vas a ser mejor DJ y vas a generar mayor dinero por lo tanto también tienes que ganar más.

Los futbolistas del Real Madrid o del Barca por poner un ejemplo, ganan mucho dinero, porque también generan mucho dinero a través de la publicidad, el marketing, la TV, etc. El caso del DJ es el mismo, un profesional no puede pinchar gratis porque no le sale a cuenta.

rUbK3WY

 

4. Pinchar gratis beneficia únicamente al promotor de la fiesta: Si no te han hecho esta oferta, estoy seguro de que por lo menos la habrás escuchado de boca de otras personas, la típica situación en el que el promotor de la fiesta te dice: mira no hay dinero pero si quieres pinchar te invito a 3 copas gratis toda la noche y te doy 3 entradas para tus amigotes.

Aunque no lo creas, el único que gana con esta acción es el cara dura que te hace la propuesta porque por un lado se asegura que haya más gente en la fiesta, en concreto tú y tus tres amigos, y encima estimula el consumo de bebidas que es la base de su negocio. O sea, si el DJ se toma 3 copas y quiere más tendrá que pagarlas y sus amigos igual, así lo que en principio te sale gratis al final te cuesta un dineral a ti y a tus colegas.

Sobra decir, que por el hecho de que pinches gratis, el público no va a pagar menos en puerta o va a comprar las copas más baratas. El abaratamiento del DJ no beneficia ni al propio DJ, ni al público, ni a los camareros ni a nadie. Sólo al empresaurio que va llenarse sus bolsillos a costa de tu trabajo y dedicación.

thunderdome final exam

 

5. Pinchar gratis hace que todos los DJs se bajen sus sueldos, incluído tú: En una economía de libre mercado como la que nos ha tocado vivir esta teoría es economía pura. Cuando alguien ofrece un producto o servicio gratis obliga a que su competencia tenga que hacer lo mismo o en su defecto deba bajar los precios. Esto que en principio parece que no te afecta a ti si lo hace ya que en el futuro tu también querrás cobrar por pinchar o no te vas pasar la vida trabajando/pinchado por la cara.

El problema que supone lo gratis es que se extiende como la peste, es lo que le ha pasado a la industria de la música o del cine, los aficionados se han acostumbrado a consumir esos bienes culturales de manera gratuita y ahora es muy difícil que compren algo. Es decir, los CDs se venden más barato que nunca, también es verdad que “antiguamente” se vendían muy caro, y se ha pasado en muy poco tiempo de un extremo a otro. Ese hecho ha provocado que la gente no pague por ver películas o escuchar música, simplemente se la descargan de la Red gratis y ya está.

Lo mismo está pasando ahora con los empresarios de la noche, han “probado la miel” y se han acostumbrado a que los DJs no cobren o como mucho lo haga el residente que le pago 4 duros por tenerlo trabajando de Martes a Domingo en sesiones de 5 horas o más. Y desde que cualquier DJ pide un dinero mínimo hasta se enfada porque parece que el que le estafa es el DJ y no el empresario, la respuesta típica en estos casos es ¿pero para qué coño te voy a pagar si consigo DJs gratis con sólo hacer un par de llamadas?.

 

wifebeater